Tant'amare

Revista de terapias naturales, desarrollo personal, ecología...

El encuentro - por José Valdivia


encuentro_500

Encontrar.
Como hombre, me enseñaron a buscar, pues esa es la respuesta activa que exige acción, poner atención en la búsqueda, saber lo que quiero e ir a por ello.
Encontrar es algo más. Es estar preparado para el encuentro, dispuesto y disponible, es esa respuesta pasiva que te conduce hacia tu interior y te permite estar despierto, acción que te lleva a darte cuenta, a confiar, a estar tranquilo y relajado.
Buscar me ha colocado fuera durante mucho tiempo, con ideas estructuradas, preconcebidas, inmutables, en pro de un objetivo: alcanzar la meta.
Encontrar me coloca dentro, abierto al cambio, a desestructurar lo aprendido para construir nuevos modelos, en pro de un objetivo: el camino.

Aún no sé muy bien cómo, pero quiero estar despierto para aprender de las nuevas herramientas, y en este sentido me doy cuenta de que los abrazos son un medio eficaz para despertar el darse cuenta.

Abrazar.
Poner conciencia en el abrazo. Poner conciencia en el cómo, en el para qué de cada abrazo y abrir los sentidos para dar y recibir de forma activa-pasiva, integrando, fusionando, aprendiendo – desaprendiendo; para encontrarme en el mundo de las ideas, en el mundo de las emociones y en el mundo de las acciones, tres espacios en los que habita mi ser, que me forman y me construyen como persona, en mi humanidad.
Hay un abrazo que se busca y un abrazo que se encuentra. El primero ya lo conozco y lo reconozco. El segundo necesito explorarlo, experimentarlo. Así seré más libre de elegir en función de cada momento y no de patrones preestablecidos en mi fondo.

Somos luz.
Yo soy un ser de luz. Solo cuando me coloco en mi lugar, en mi ser de luz puedo enfocar lo que necesito, lo que deseo. Puedo estar abierto para recibir. Puedo dar de verdad. Estoy convencido de que el camino me va a traer muchos descubrimientos, me va a meter en un proceso interior de pasos firmes y seguros, me va a hacer encontrarme con mi luz y con mi sombra. Como el abrazo que viaja al encuentro de dos seres, emprendo este viaje con un sincero deseo de avanzar hacia el encuentro de mis oposiciones, hacia el equilibrio, rompiendo resistencias viejas desde el darme cuenta y para darme cuenta del lugar que ocupo y del que quiero ocupar en mi vida, en cada momento de mi vida, encontrando-me.



José Valdivia
Masajista y arteterapeuta